Paula Ágredo, de 25 años, el 02 de febrero de 2021 sufrió un trágico accidente mientras montaba bicicleta en la ciudad de Cali. Tras el suceso, la joven perdió gran parte de su cráneo a pesar de llevar el casco puesto, según cuenta.

Paula no tiene muchos recuerdos de ese día, cuenta en un video difundido a través de redes sociales. Sabe que ese día salió con un amigo a montar bicicleta justo después de terminar de trabajar. Su acompañante llama a su madre y le dice que está esperando una ambulancia y que la joven está en el suelo.

Luego, Paula recuerda despertar en la Clínica Valle de Lili. “Cuando llega mi mamá, le dicen que se despida, que yo no sobrevivía”, cuenta.

Ágredo sufrió un trauma craneoencefálico y heridas en todo su cuerpo que para los médicos implicaba el fin de su vida. Para intentar salvarla, le quitaron una parte del cráneo y se la colocaron en la zona baja del abdomen; para así "poderlo rescatar", narra Paula.

Los médicos no creían que ella pudiera volver a hablar, a caminar o, incluso, a escribir. Estuvo dos días internada en UCI y muy pronto pasó a recuperación. Los médicos estaban sorprendidos de su avance, dice la joven, pues el 98% de las personas que sufren un accidente como el de ella, no sobreviven.

Lo que ella describe como un milagro o una segunda oportunidad de Dios, ha sido un caso alarmante para los expertos. Su madre, tras el accidente, pidió que rezaran por la salud de Paula y esto hizo conocido su caso en redes sociales.

Un mes después del accidente, Paula cuenta, en un video a través de Instagram, que ha tenido pequeñas victorias que la hacen sentir orgullosa. Entre ellas, poder subir y bajar las escaleras sola o comer y bañarse sin ayuda de nadie. La joven también confiesa que le es difícil dormir y que no puede recostarse del lado del que tuvo la pérdida.

Hasta el momento están a la espera de poder practicarle una segunda cirugía en el cráneo. No sabe cuánto va a estar ese trozo en la ingle, al que llamó "Rigo", pero los médicos le han sugerido que la mejor opción es una prótesis.

Lo sorprendente y esperanzador de la historia de Paula ha sido su positivismo y la actitud con la que ha afrontado esta situación. Sus seguidores le comentan constantemente sobre lo impactante que ha sido su evolución tras solo un mes de haber ocurrido el accidente.

Tomado de: El tiempo

Publicidad