El pasado martes, 2 de marzo, marineros de Tailandia fueron enviados a la isla de Koh Adang de ese país, para revisar que un barco, que recientemente se había volcado y se estaba hundiendo, para que revisaran que no tuviera un derrame de petróleo.

Cuando llegaron al lugar, descubrieron que había cuatro gatos que habían sido olvidados, a pesar de que ya se habían llevado a cabo labores de rescate de los otros ocho tripulantes que se encontraban en la embarcación.

La agencia ‘Reuters’ relató que el suboficial de primera clase de la división de defensa aérea y costera de la Marina, Wichit Pukdeelon, estaba usando su cámara para revisar el bote con zoom, cuando de repente vio "a uno o dos gatos asomando la cabeza".

De inmediato, Thatsaphon Saii, otro miembro del grupo de marineros, se lanzó a las aguas agitadas y nadó con un chaleco salvavidas hasta el bote volcado. Los gatos se encontraban aferrados a la estructura mientras la parte trasera del barco estaba en llamas.

Al rescatarlos, Saii colocó a los cuatro gatos sobre su hombro y por encima del nivel del agua, mientras los demás miembros de su equipo tiraban de él con una cuerda.

 Horas después de la heroica acción, Saii le dijo a ‘Reuters’ que se mostró aliviado por "haber podido salvar a los gatitos", que posiblemente "se habrían ahogado o muerto de sed" si hubieran caído al mar.

Los animales ahora están siendo atendidos precisamente por los marineros que los rescataron, en su puesto de mando en la isla de Koh Lipe.




Publicidad