La menor de 10 años de edad acudió a una vecina para contarle los abusos de los que era víctima, confesándole que en su casa "no era escuchada".

Una habitante del municipio de Campamento, Antioquia, jamás pensó que un reencuentro con una vecina terminaría en una inédita confesión.

Se trata de una niña de 10 años en condición de discapacidad a quien conoció años atrás y que fue víctima de aberrantes abusos sexuales.

Luego de saludarla notó algo extraño en la menor. “Cuando le pregunté que por qué mantenía tan triste y decaída ella me dijo que tenía que contarme algo pero que no era capaz de contarle a la mamá porque la maltrataba mucho”, relató.

Indignada, triste y sorprendida, la mujer dijo que la niña le contó el infierno que vivía en silencio hace cuatro años y que no se atrevió a contar porque, según ella, en su casa no era escuchada.

“Me dijo que había un señor que desde los 10 años la estaba violando y que se sentía triste y acomplejada”. Agregó que la menor rompió el silencio y le contó quiénes fueron los que la sometieron al maltrato sexual, físico y psicológico.

“A parte del señor que la venía violando hace como tres años había tres sujetos más que la estaban violando y la llevaban con mentiras para la casa”, dijo.

Conmovida, la mujer pidió ayuda para la menor y luego interpuso la denuncia ante las autoridades, por lo que los cuatro hombres señalados de violarla fueron capturados por los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, acceso carnal violento y actos sexuales con menor de 14 años.

Publicidad