Un hombre fue víctima de una mujer a la que conoció por internet y a la que, en su primera cita, llevó a su casa en Bogotá. La joven decidió ir acompañada de una amiga, a lo que la víctima no le vio problema, hasta que misteriosamente se quedó dormido.

Las mujeres sacaron de la casa una consola, un portátil y un televisor.

Según el coronel Álvaro Correa, oficial de inspección de Policía, sus hombres vieron “un taxi sospechoso, se acercan a él, le hacen preguntas al conductor, el conductor se encuentra un poco nervioso”.

Una de las mujeres que iba en el carro se bajó y al responder las preguntas de los agentes “no concuerda con la versión del taxista”, dijo el oficial.

“De igual forma baja otra muchacha que pretende huir, entonces los policías inmediatamente realizan la captura de la otra muchacha”, añadió.

Los tres fueron capturados por el robo.

publicidad publicidad