Un colectivo artístico de Libertad, un corregimiento de San Onofre Sucre, en Los Montes de María, golpeado por el conflicto, viene trabajando desde hace más de 12 años para darle, a través de la música, una salida diferente a la tristeza, al desplazamiento y al desarraigo para los niños y jóvenes de su región.

Mezclando los cantos y tambores tradicionales del bullerengue y el rap, nace el BullenRap. En este colectivo intergeneracional, los jóvenes buscan demostrar que es posible reconstruir tejido social desde el arte.

“El BullenRap es una revelación de la vida, nace en un momento en el cual buscábamos cambiar nuestras realidades, en 2013. En esta época nos dimos cuenta de nuestra problemática, nuestro desarraigo, principalmente en nuestras tradiciones dancísticas y musicales, desconocíamos el bullerengue, no queríamos escuchar a los abuelos, solo queríamos hacer rap. Nos preguntamos ¿qué querrán decir los abuelos con esos cantos que no tienen instrumentos? Y por ahí empezó nuestra búsqueda”, relata.

Los jóvenes de la región se dieron cuenta de que esas tradiciones les pertenecían por herencia, empezaron a conocer cantadores y cantadoras, no querían dejar de hacer rap, pero tampoco querían dejar de lado lo que son. Así nace esta agrupación que fusiona no solo instrumentos, cantos, estilos y tradiciones, también mezcla todas las generaciones.

“Actualmente BullenRap se dedica a fortalecer sus dos líneas de trabajo, una es la labor territorial con niños, jóvenes y adultos mayores del corregimiento de Libertad, con toda esta temática de la pandemia y el hostigamiento de grupos armados, es muy difícil continuar con el trabajo, pero no se ha dejado de cantar y bailar. Y nuestra otra línea es con la agrupación BullenRap, que trata de visibilizar nuestro hermoso territorio, nuestra gente, nuestra resiliencia, el conflicto no nos ha derrotado, nosotros nos enfrentamos a él con pistolas de Bollo’e yuca como dicen nuestras canciones”, dice Ralan.

El colectivo artístico genera participación comunitaria, intenta unir a los niños con los mayores y compartir saberes, tienen un estudio de arte audiovisual para contar sus historias y mostrarlas al resto del país. Se llama ‘Bareque Studio’, este hace parte de su estrategia de visibilización; sin embargo, actualmente está detenido por las amenazas a su líder.

Supervivientes’ es su canción para responderle a los violentos. Es una demostración de la unión que han forjado desde BullenRap entre los abuelos de su comunidad y los jóvenes. Es una invitación desde la música y el baile para salir desde todos los territorios a mostrar lo fuertes que podemos ser unidos.

“La canción es una mezcla hermosa, desde una composición del maestro Miguelito Sarmiento, quien ya tiene casi 100 años, no ve, no camina, pero tiene un corazón enorme de un pela’o de 18 años, siempre recordando y transmitiendo todo a los niños y jóvenes. Su canción se llama ‘Allá vamos’, de esa canción empezamos a crear esta fusión. La idea es decirle a la gente que no deje dormir su territorio, decirle vamos, vamos, a bailar, a hacer la rueda, la idea es decirle al país entero que aquí estamos y somos grandes como seres humanos”, anota este líder social.

BullenRap quería hacer un videoclip con toda la comunidad, pero el 7 de marzo Ralan tuvo que salir de su territorio, el video se hizo animado.

“Yo no me vine con miedo, me vine porque quiero seguir alegre, cantando, y quiero invitar a todo el país: no dejen que nada los silencie, que nada apague sus corazones, prendan la fogata que la rueda está empezando”, concluye el líder social Luis.

 

 

 

publicidad publicidad