La Fiscalía pide 15 años de prisión para un hombre juzgado esta semana por presuntamente estrangular a su madre, descuartizarla y comerse sus restos.

Conocido como el "caníbal de Las Ventas", por el barrio madrileño donde se produjo el crimen, el sospechoso Alberto S.G. está acusado de un delito de homicidio y otro de profanación de cadáveres.

De acuerdo con el escrito del fiscal, el suceso ocurrió a principios de 2019 cuando el procesado tuvo una discusión con su madre de 69 años en el piso que compartían en Las Ventas, junto a la famosa plaza de toros de Madrid, España.

Durante el enfrentamiento, el hijo estranguló a su progenitora, trasladó el cadáver al dormitorio y con "una sierra de carpintero y dos cuchillos de cocina" descuartizó el cadáver "con el propósito de ir haciendo desaparecer su cuerpo".

"Una vez troceado el cuerpo, el acusado se fue alimentando en ocasiones durante unos 15 días de los restos cadavéricos, guardando otros restos en varios recipientes de plástico por la vivienda y en el interior de la nevera", indica el fiscal.

También puso algunos restos en bolsas de plástico y los arrojó a la basura, añade.

Citado como testigo en el juicio este miércoles, uno de los agentes aseguró que el sospechoso reconoció haberse comido algunos restos crudos y haber cocinado otros o habérselos dado al perro, señaló la prensa local.

Alberto S.G. fue detenido el 23 de febrero de 2019 en su piso por la Policía, que había acudido después de que una amiga de su madre denunciara su desaparición, apuntaron entonces los medios locales.

Cuando le preguntaron en la puerta si su madre estaba dentro, él contestó afirmativamente y les dejó pasar.

"Lo que se encuentra es una escena dantesca", dijo un Policía sin identificarse en la cadena Telecinco, que también evoca posibles problemas de drogadicción del joven.

La Fiscalía pide una condena de 15 años y cinco meses de cárcel y una indemnización de 90.000 euros (110.000 dólares) para su hermano mayor.

publicidad publicidad