Una mujer identificada como Wang está convencida de que su bebé es la reencarnación de su perrito, ya que el animal que murió de 11 años tenía una marca de nacimiento que su bebé, quien nació unos meses después, también tiene.

Cuando era solo una niña, a Wang le regalaron un perrito que bautizó como Renault, quien fue su compañero de vida durante varios años y estuvo en sus mejores y peores momentos. Sin embargo, lo inevitable llegó y tras once años junto a ella lastimosamente falleció.

Poco después, la mujer quedó embarazada y a los 9 meses llegó su bebé quien le recordó de nuevo a su cachorrito, pues, misteriosamente, tenía la misma marca de nacimiento que Renault en la mano izquierda. Esto impresionó a Wang y le hizo pensar que era una señal de él, con la que le decía que no la había abandonado del todo y que ahora desde otro cuerpo la iba a acompañar por más tiempo.

Y aunque muchos no creen en la reencarnación, para ella es el alma de su perrito ahora en su hijo y es sin duda lo mejor que le ha pasado.

La historia fue compartida por medio de redes sociales y a las pocas se volvió viral. Muchos internautas creen que en verdad se trata de su perro, ya que la marca es idéntica y consideran que no es una simple coincidencia.

publicidad publicidad