La vanidad y el deseo de sentirse bella, fue el pase directo a la muerte para una joven transexual de 25 años de edad, a quien le inyectaron silicona cosmética en los glúteos y su cuerpo no resistió. El procedimiento estético fue realizado en una barbería en la ciudad de Neiva.

Silvana, vio en su mejor amiga y compañera de casa, el ejemplo para tomar la decisión, pues días atrás, la joven se sometió al mismo procedimiento de aumento de glúteos en dicho lugar y bajo las mismas condiciones; sin embargo ella corrió con suerte y vivió para contarlo, situación diferente a la que le sucedió a Silvana, quien durante el procedimiento empezó a sentirse mal, su cuerpo rechazó la sustancia que le estaban inyectando, y de a poco su vida se fue apagando.

“Nosotras llegamos el domingo en la tarde al lugar; es una sala de belleza ubicada en el barrio Monserrate; ella tenía la cita a las 3:00 de la tarde, cuando empezamos, le dije que estuviera tranquila que todo iba a salir bien. La muchacha la encargada de inyectarla, le aplicó la anestesia, casi dos jeringas de anestesia, luego inició a inyectarle la silicona, eran 3 jeringas en cada glúteo, pero cuando iba en la segunda del lado derecho, ella empezó a sentirse mal”, indicó Sara, la mejor amiga de Silvana.

La joven trans de 25 años de edad, de forma reiterada le manifestó a sus acompañantes que no podía respirar, por algunos minutos se detuvieron pensando que sería algo normal, pero con el paso de las horas se fue complicando, “ella empezó a ponerse morada, estaba inquieta, decía que no podía respirar, lloraba mucho, estaba desesperada y ahí empezó la tragedia”.

Rápidamente la trasladaron hasta el Hospital Hernando Moncaleano Perdomo, pero al ingresar, los médicos le indicaron de su grave estado de salud; sin embargo, aferrándose a la vida ella intentaba respirar por cuenta propia, hasta que fue necesario colocarle oxígeno y horas más tarde intubarla.

El líquido que le aplicaron a Silvana en los glúteos había llegado a sus pulmones, es decir que una o más arterias en los pulmones quedaron obstruidas por un coágulo sanguíneo y mientras los médicos intentaban salvarla, su cuerpo no resistió más y falleció.

Ante lo sucedido, familiares de la joven iniciarán la respectiva acción judicial, que permita esclarecer este lamentable caso, que terminó con la vida de una persona.

Ayer fue entregado el cuerpo de Silvana a sus familiares, y en el transcurso del día de hoy se llevará acabo el sepelio.

La nación intentó hacer contacto con un representante del lugar donde sucedió el incidente, pero no fue posible obtener respuesta. Todo está en manos de las autoridades que deberá tener celeridad en el caso y así lograr esclarecer este lamentable hecho, que además prende las alarmas en la ciudad, ante una práctica tan recurrente y que frecuentemente deja víctimas fatales.

Fuente: La nación

publicidad publicidad