El papa Francisco hizo llegar a la Nunciatura Apostólica en Colombia cuatro respiradores pulmonares con toda su dotación, una cantidad importante de mascarillas N95 y gafas de protección.

Estos elementos ya fueron entregados al obispo de Quibdó, monseñor Juan Carlos Barreto, pues serán distribuidos en los centros de atención hospitalaria de la ciudad que atienden al departamento del Choco.

El papa dijo que con esta donación quiere acompañar y ayudar a las personas que se encuentran en dificultades médicas ocasionadas por la pandemia.

Esta donación se une a la de otros respiradores que en varias ocasiones han sido entregados durante este tiempo a Colombia por parte del papa.

Publicidad