La historia de Tomás Blanch, un niño chileno que fue diagnosticado con cáncer cerebral, está dándole la vuelta al mundo. De hecho, los usuarios de internet se unieron para compartir sus videos en redes sociales y hacer realidad su sueño: ser ‘youtuber’.

El pequeño creó su canal el 4 de enero de 2021, pero solo hasta el 19 de marzo subió su primer video, titulado ‘Video de prueba’, en el que se ve bailando. En la descripción escribió “espero que no se burlen de mí”.



Luego subió otro clip, de apenas 11 segundos, dándole las gracias y enviando saludos a Jean, quien al parecer es su primo.

A ese video le siguió su presentación. Tomi mostró a su perro Armando, contó que le gustan los animales, el colegio, los chubis (un dulce de chocolate) y que seguirá subiendo contenido de videojuegos.

 

Su crecimiento ha sido exponencial: el 25 de marzo llegó a los 100 suscriptores y el día de ayer, 7 de abril, celebró que alcanzó el millón de suscriptores. Hoy, ‘Tomiii 11’ reúne 3 millones y medio de seguidores.

En total, Tomi tiene veinte videos en su canal, en los que con una fluidez impresionante, y sin una pizca de timidez, cuenta historias de su vida y platica con su comunidad.

 

Su papá es la persona que más lo apoya en su sueño. Le compró un teclado especial para que realizara sus videos, ya que no puede utilizar bien su mano izquierda, y en otra oportunidad salió cantando, acompañado de una guitarra, para amenizar el contenido de su hijo.

A este paso, Tomi recibirá dos placas por parte de YouTube: una por llegar a los 100 mil suscriptores y otra por el millón. Así mismo, logrará ser como el ‘youtuber’ de Chile que tanto admira, Germán Garmendia, un gran referente para cualquier creador de contenido.

Fuente: EL TIEMPO


publicidad publicidad