Un abogado en el sur del Huila, fue víctima de un acto delictivo que ha generado la alerta de una nueva modalidad de extorsión; por lo que se invita a todos los profesionales del derecho a estar atentos al momento de contactarse con los clientes.

Este acto delictivo se llevó a cabo, mediante una llamada de un supuesto cliente que indicaba necesitar una asesoría jurídica debido a que su padre quería repartir en vida unos terrenos; pero que, debido a su estado de invalidez no podía desplazarse hasta el municipio donde se encontraba el profesional del derecho.

Bajo este engaño, invitó a almorzar al abogado a la finca La Esperanza, ubicada en la vereda Las Pitas en el municipio de Saladoblanco, con el fin de que asesorara a toda la familia para cesar el conflicto que se presentaba entre hermanos.

El abogado junto con otra persona que lo acompañó ese día, al momento de llegar a la vereda, se contactó con este presunto cliente, manifestándole que no encontraba la finca, por lo que el delincuente le dice que va a enviar a un hombre identificado como "Humberto", que iba en una moto roja para que los guiara.

Ni el cliente ni el tal "Humberto" se presentó; por el contrario, recibió una llamada de una persona identificándose como un comandante del ELN e indicándole que se encontraba en una zona roja; a su vez se comunican con la familia del abogado para que escucharan su voz y hacerles creer que estaban con él, que lo tenían secuestrado y que para su liberación pagaran una recompensa.

Posteriormente, le dicen al abogado que apagaran los celulares y se quedaran en el lugar, que los estaban observando; y efectivamente, a unos 50 metros aproximadamente del camino, miraron a dos personas.

El abogado indicó, que al camino al que lo habían dirigido era angosto, el cual, de haberse trasladado en carro, no había habido forma de devolverse. Como habían ido en motocicleta y las dos personas que miraron a lo lejos, nunca se acercaron; se arriesgaron a regresar sin dar mirada hacia atrás y llegar a un lugar donde se sintieran a salvo.

Afortunadamente en el presente caso lograron escapar de la trampa, pero otra persona podría ser víctima de esta nueva modalidad de extorsión; por lo que se hace el llamado a ser muy cautelosos al momento de contactarse con los clientes y cerciorarse que el encuentro sea seguro.

Publicidad