Según los datos de la red del Observatorio de Internet NetBlocks confirmaron la interrupción del servicio de internet en Cali. El reporte de este incidente se registró desde aproximadamente las 4:30 de tarde del martes y finalizó en la mañana de este miércoles.

La compañía confirmó que, la conectividad en Cali estuvo bloqueada durante las movilizaciones que se registraron este martes en el marco del paro nacional, que completa ocho días.

“Confirmado: los datos de la red en tiempo real muestran que el servicio de Internet se interrumpió en Cali, Colombia, en medio de disturbios sociales, cuando las autoridades se enfrentaban a los manifestantes”, precisó.

De acuerdo con esta organización, es la segunda vez que el servicio de Internet es interrumpido en la capital vallecaucana durante los últimos días, donde se han reportado problemas de orden público.

“Las métricas de la red corroboran los informes de los usuarios sobre las dificultades que han tenido para conectarse en medio de las protestas generalizadas. Se entiende que los servicios de telefonía fija y celular se ven afectados por segunda vez en los últimos días”, indicó.

Según una explicación del sector de las comunicaciones, asegura que la afectación se debió a un daño en la red de infraestructura, al parecer por cortes de una red de fibra óptica.

Las manifestaciones en Cali, se han realizado simultáneamente en diferentes zonas, principalmente en las salidas de la ciudad, a donde llegan a diario miles de personas a protestar y en medio de esta situación, las redes sociales se han convertido en una herramienta de denuncia con la publicación de videos y transmisiones en vivo.

Cali se consolida como el epicentro de las protestas sociales y ha sido llamada por los manifestantes como la ‘capital de la resistencia’; sin embargo, afronta momentos de incertidumbre por la violencia policial, los disturbios y los bloqueos, que están provocando desabastecimiento de alimentos y combustibles. Desde diferentes sectores de la opinión pública, se ha pedido que no continúe la violencia en capital del Valle del Cauca.

Publicidad