El día de hoy, el gerente encargado de las Empresas públicas de Pitalito, lideró una rueda de prensa, en donde manifestó las posibles consecuencias que tendría que asumir el municipio por la protesta de dos días de las escobitas extrabajadoras de Empitalito, quienes se tomaron el edificio administrativo y limitaron el ingreso del personal.

Según indicó el gerente Leonardo Castro Vargas, no está de acuerdo con las vías de hecho tomadas por las escobitas, “No es necesario que tomen medidas de hecho, primero porque el equipo de trabajo en cabeza mío, sigue con el ánimo de conciliación, y facilitar todo lo que esté a mi alcance en el marco de la ley para darle solución a ese problema lo más pronto posible, medidas de hecho como obstaculizar el ingreso de los trabajadores a la empresas no están dentro del marco de la ley, esas medidas de presión no sé si alimentadas por alguien con algún interés politiquero, o alguien con un interés económico, las esté utilizando, … es muy difícil que obliguen al gerente de turno a tomar decisiones por fuera del marco de la ley.”

El funcionario manifestó que pusieron en conocimiento de todos los entes de control, la situación que en este momento se está afrontando a las afueras de la sede administrativa como es su deber como gerente.

Según el gerente la situación pone en riesgo el desabastecimiento de insumos y recursos para poder darle continuidad, calidad y cobertura de servicio de las empresas de servicios públicos.

Adicional a esto indicó, “Si no contamos insumos para potabilizar el agua, peor aún, no va a contar la población con agua potable, que para mí concepto es grave, ese riesgo estamos corriendo, y esta es la preocupación que nos atañe a los trabajadores y compañeros de trabajo, para responderle a los 28.500 usuarios que tiene Pitalito”

El gerente encargado culminó la rueda de prensa, indicando que, si no levantan estas vías de hecho por parte de las escobitas, se verán en la obligación de realizar un “Racionamiento de agua” en el municipio.

Publicidad