A pesar que en el sector El Pescador, la minga indígena anunció que se habilitaría la vía por tres días y en los puntos como El Boquerón en Garzón, los transportadores permitieron el paso vehicular, los vehículos con víveres y elementos de primera necesidad lograron avanzar hasta Altamira.

Y ello debido a que, los bloqueos de la vía nacional entre Neiva y Florencia continúan en puntos como Altamira y Bajo Brasil donde se mantiene la concentración de campesinos e indígenas de Caquetá, Meta y Huila.

Uno de los conductores que transporta víveres hacia Florencia le dijo al medio  Lente Regional que, en Garzón, donde estaba represado, le dieron paso en la noche del sábado, pero llegó a Altamira y ahí le tocó estacionar su camión hasta nueva orden.

En el Bajo Brasil, zona rural de Suaza, donde anoche se registró un deslizamiento que provocó una avalancha sobre la vía hacia Florencia, permanecen decenas de vehículos cargados con queso que está a punto de perderse, allí los conductores pasaron una larga noche en medio del riesgo por las fuertes lluvias.

Los transportadores siguen haciendo un llamado a los Gobernadores de Caquetá y Huila para que ayuden en la mediación con las comunidades campesinas e indígenas que mantienen el bloqueo, piden un corredor humanitario que les permita avanzar con la carga hacia el interior del país.

Publicidad