Tras el ataque del que fue víctima Lucas Villa el pasado miércoles en el viaducto de Pereira, el estudiante de la Universidad Tecnológica permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos UCI y su pronóstico aún sigue siendo crítico.

La subgerente del hospital universitario San Jorge de Pereira, Luz Adriana Ángel Osorno, explicó que el estudiante de 37 años presenta múltiples heridas por arma de fuego que afectan considerablemente órganos vitales como el cerebro.

"Lo tenemos con neuroprotección en manejo multidisciplinario y con anticonvulsivantes porque desde su ingreso registra cuadros de convulsión, está sedado y a la espera de evolución para definir la conducta quirúrgica más adelante".

La funcionaria advirtió que por el momento es difícil predecir si mejora o no. "Está en una condición crítica, pero él está vivo, no tiene muerte cerebral y no ha fallecido. Estamos tratando de mantener su cerebro con el menor gasto para que se desinflame y para que ceda la hemorragia”.

En la capital de Risaralda se han realizado varios homenajes para Lucas y los otros dos jóvenes heridos mientras realizaban un plantón pacífico. Aunque se tienen varios indicios hasta el momento, las autoridades encargadas de la investigación no han revelado avances en el caso. Esta tarde se realizará un consejo de seguridad donde están invitados a algunos miembros del movimiento estudiantil.

Valentina Zapata, representante estudiantil ante el Consejo de la UTP y del movimiento estudiantil de la institución, señaló que desde el primer día del paro se presentaron afectaciones y persecuciones contra la movilización y los líderes estudiantiles, pero las declaraciones del alcalde Carlos Maya sobre el frente común y la seguridad ciudadana "cambió el panorama e incrementó la situación"

La estudiante narró que "el día del tiroteo fue la toma cultural de la carrera 21 en la cual se hicieron murales, almuerzo y otras actividades. Donde había confrontación también había arte y pedagogía, la idea siempre es que la gente sepa el porqué de esta movilización y que personas como Lucas, siempre hacen pedagogía como ese día que estuvo en los buses hablando’’.

La joven relató que "él siempre hacía ese tipo de actividades, si había algo programado hasta las 4 de la tarde, él seguía informando y para él todo era un escenario pedagógico. Si estaba en una tienda; allí hablaba del tema, así es él".

Cabe resaltar, que otro de los jóvenes heridos en el tiroteo fue Andrés Felipe Castaño, de 17 años, quien se encuentra en la Clínica Los Rosales de Pereira.

Andrés presentó choque hemorrágico grado IV por cuatro lesiones por proyectil de arma de fuego, lesión de grandes vasos y múltiples lesiones intraabdominales. "Ingresó a fase de reanimación posterior a la cirugía de control de daños. Su estado es crítico y continúa con soporte y manejo intensivo", indicaron las directivas de la clínica.

De otro lado, se conoció que la Procuraduría General de la Nación constituyó una agencia especial para que intervenga en el proceso por el ataque a Lucas Villa.

Además, la Procuraduría informó que adelanta una verificación de las declaraciones del alcalde de Pereira, Carlos Maya López, durante un consejo extraordinario de seguridad el pasado 2 mayo para determinar si se inicia una acción disciplinaria en su contra.

Publicidad