Un lamentable hecho de matoneo se presentó cuando un niño de 11 años saltó de un bus escolar en movimiento en un intento desesperado por escapar de compañeros que lo molestaban.

Según su padre, Dion Murphy, su hijo escapó por la ventana del vehículo cuando otros estudiantes lo golpeaban.

“Uno de los estudiantes le saltó en la cara y lo estaba empujando contra la ventana. Otro estudiante le quitó su zapato y en un desesperado intento por escapar, él saltó por la ventana”, declaró Dion Murphy.

El conductor se detuvo apenas se percató de que el niño había saltado. Por fortuna, una camioneta que pasaba por el lugar amortiguó la caída antes de que rodara hacia la carretera.

Fue trasladado de urgencia a un hospital cercano, donde fue diagnosticado con una conmoción cerebral y un codo roto.

De acuerdo con el padre de la víctima, no era la primera vez que estos estudiantes lo molestaban. La familia ya había alertado a la escuela sobre incidentes similares.

Murphy declaró que había visto un video de la paliza durante una reunión con el rector de la institución educativa.

“Hay más cintas y por eso estoy tan molesto, porque la escuela descuidó el acto de intimidación y no hizo nada al respecto. Lo tomaron como un juego de bromas, pero mi hijo podría haber perdido la vida”, agregó Dion Murphy.

Por último, confesó que su hijo ya no está matriculado en ese colegio.

Publicidad