Jorge Mario Molano Bedoya, Mayor de la Policía Nacional, actualmente suspendido de sus funciones en la Metropolitana de Ibagué, este viernes fue enviado a un centro carcelario de manera preventiva, así lo dio a conocer la Fiscalía.

Molano fue imputado por el ente acusador como presunto responsable del delito de homicidio agravado del que fue víctima Santiago Murillo Meneses, de 19 años de edad, quien murió́ el pasado 1 de mayo en la capital tolimense en medio de protestas violentas.

El material de prueba expuesto por el fiscal del caso, entre el que se encuentra el dictamen balístico, evidencia que el proyectil que impactó a la víctima habría sido disparado por el arma del oficial imputado, para entonces, comandante de la Estación Policía Norte.

Según los testimonios recaudados el implicado habría estado en el lugar de los hechos cuando el joven iba camino a su residencia.

También afirman haber presenciado cuando un grupo de personas le pidieron a Molano Bedoya que ayudara a la víctima herida, pero habría hecho caso omiso.

En el marco de la audiencia, el juzgado compulsó copias para investigar presuntos actos de corrupción que se podrían haber presentado con otros miembros de la Policía en este caso.

publicidad publicidad