Carlos Hernán Findicue Ipía, alias ‘Vaca’, cabecilla del Grupo Armado Organizado Residual ‘Dagoberto Ramos’, se fugó de las instalaciones de la URI, en la ciudad de Neiva. El hombre es señalado de ser un peligroso delincuente al mando de las disidencias.

De manera insólita, el hombre que se encontraba recluido en las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata, en pleno centro de la ciudad de Neiva, se fugó, sin que ninguna autoridad se percatara. La situación al parecer se presentó en horas de la noche.

El hecho ha despertado todo tipo de reacción, ante la incompetencia del personal que allí se encontraba; el detenido quien es un peligroso delincuente, aprovechó aparentemente un descuido, para lograr su cometido; sin embargo, las autoridades están investigando si detrás de lo sucedido, está la participación de algún uniformado que se encontraba de turno en el momento.

Se conoció de forma oficial que, el personal uniformado se percató de lo sucedido, solo hasta el día de ayer, cuando se encontraba pasando revista y notaron la ausencia del detenido en la celda, el mismo lugar que comparte con otros privados de la libertad.

 

Alias ‘Vaca’

 

Carlos Hernán Findicue Ipía, alias ‘Vaca’, fue capturado el pasado 12 de mayo en zona rural de municipio de Teruel, durante la operación “Génesis”, desarrollada articuladamente por Gaula de la Policía y Militar de los departamentos de Huila y Cauca.

 

Este sujeto es señalado por las autoridades como el cabecilla de la organización criminal, que tenía injerencia en el departamento, adicionalmente está implicado en varios homicidios, extorsiones, secuestros, hurtos y ataques a la Fuerza Pública en los departamentos de Cauca y Huila.

 

El prontuario criminal de este hombre abarca diferentes acontecimientos ocurridos en el vecino departamento y en la región huilense; el primero caso referenciado fue en la vereda San Rafael, zona rural del municipio de Inzá, Cauca, donde habría asesinado a un adulto y dos menores de 7 y 15 años.

 

Asimismo, se presume que le causó la muerte al ciudadano Mario Alexander Cárdenas el pasado 4 de marzo, en la vereda El Arenal, corregimiento San Andrés de Pisimbalá, jurisdicción de esta localidad. También se le atribuye el supuesto ataque con armas de fuego a 4 personas, una de ellas fallecida y las otras 3 heridas, el pasado 22 de marzo último, en el mismo corregimiento.

 

Además, de la presunta participación en varios secuestros y extorsiones a comerciantes y transportadores de productos, en el sur del departamento del Huila.

Fuente: LA NACIÓN


publicidad publicidad