La Asamblea General de las Naciones Unidas envió un contundente mensaje a los Estados Unidos frente al bloqueo económico que le impuso a Cuba. Con 184 votos a favor, se aprobó la resolución que pide el fin del embargo.

En la votación, solo hubo el de dos países en contra, Estados Unidos e Israel y tres abstenciones: Colombia junto a Ucrania y Brasil.

Esta es la vigésima octava resolución de la Asamblea que, desde 1992, ha votado anualmente para pedir el fin del bloqueo. Solo en 2020, por cuenta de la pandemia del Covid-19, no se llevó a cabo esta votación.

Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, afirmó que el bloqueo se trata “de una guerra económica de alcance extraterritorial contra un país pequeño país ya afectado en el periodo reciente por la recesión y la crisis económica global provocadas por la pandemia, que nos ha privado de ingresos indispensables como los derivados del turismo”.

En materia de cifras, Rodríguez Parrilla expuso que el embargo produjo daños por 9.157 millones de dólares a precios corrientes; además, en los últimos 10 años, las pérdidas superaron los 17.000 millones de dólares.

“Muchos alegan pragmáticamente, incluso dentro del gobierno estadounidense, que se debe poner fin al bloqueo porque es una política anacrónica e ineficaz que no ha logrado ni logrará su objetivo y ha terminado por desacreditar y aislar al propio Estados Unidos”, añadió el diplomático.

En Colombia, figuras como el expresidente Ernesto Samper, criticó la abstención del país “En vergonzosa decisión el gobierno de Colombia se abstuvo, con dos países más, de acompañar a los 184 países que pidieron en la ONU levantar el inhumano bloqueo económico que mantiene EEUU contra Cuba desde hace varios años. Un aporte más a la historia negra de la política”.

publicidad publicidad