El hombre, quien además tenía problemas de salud, había estado insistiendo para que le permitieran viajar a ver su madre que estaba enferma en Barranquilla.

Una empresa operadora logística que trasladó una de sus oficinas de Barranquilla a Santa Marta, investiga qué pasó con el incendio en el lugar donde resultó herido un empleado y quien finalmente falleció tras unos días hospitalizado.

El empleado, quien tenía problemas de salud y por eso ahora realizaba labores de oficina, había estado solicitando un permiso para ir a la capital del Magdalena a visitar a su madre, enferma al parecer por COVID-19, la madre estaba en UCI.

“Lo tuvieron esperando, que lo iban a llamar”, señaló uno de los testigos.

El día que ocurrió el incendio, el pasado viernes 18 de junio, “mi compañero nos dice salgan de aquí que voy a quemar esto”.

Cuando uno de los trabajadores llamó al supervisor le informó lo que estaba pasando: “Pilas que mi compañero va a prender la oficina”, la amenaza no habría sido tomada en cuenta de manera inmediata. Cuando aún estaban al teléfono, sonó la explosión.

“¿Por el teléfono el oyó y me dijo: ¿Qué pasó?”, relató el trabajador.

El empleado señalado de incendiar la oficina, terminó atrapado en el lugar precisamente por la explosión, las llamas lo alcanzaron y sus compañeros tuvieron que correr a buscar extintores afuera “porque ahí en esa oficina no había”.

Rescataron al compañero, quien trabajó por varios años con maquinaria pesada y quien terminó con lesiones en la columna, que ya había sufrido fuertes quemaduras.

Lo recogieron en una ambulancia y se lo llevaron a un centro médico. Los demás trabajadores tuvieron que irse a un parque “a descansar”. Estaban en shock.

Mientras seguía la investigación del incidente, al trabajador lo trasladaron de Santa Marta a Barranquilla por su delicado estado de salud.

El empleado, de 54 años de edad, murió en la capital del Atlántico el miércoles en la madrugada.

Denunció que tres personas, “psiquiátricos” con depresión, ansiedad, agresivos y otros problemas de salud “nos tenían en una oficina encerrados desde las 7 de la mañana”.

Ahora, las autoridades están evaluando si la empresa cumplía con toda la atención, seguridad social y acompañamiento a los trabajadores que resultaron afectados en ese hecho.

Actualmente ante el Ministerio del Trabajo, hay procesos en curso.

Hoy, sus compañeros lamentan lo ocurrido y lo recuerdan como un trabajador serio, buena persona y buen compañero.

 

publicidad publicidad