El Tour de Francia anunció su intención de denunciar a la espectadora que originó la multitudinaria caída producida a 45 kilómetros para meta de la primera etapa, que finalizó en Landerneau.

Esta gran caída del Tour de Francia fue provocada por una espectadora que lucía una pancarta invadiendo la calzada. El alemán Tony Martin, quien chocó con la pancarta, se fue al suelo, arrastrando consigo por efecto dominó a alrededor de 20 ciclistas.

Cuatro corredores fueron obligados a abandonar en esta primera etapa del Tour de Francia: Marc Soler (Movistar) Jasha Sutterlin (DSM), Ignatas Konovalovas (Groupama-FDJ) y Cyril Lemoine (BB Hôtels).

El director del Tour, Christian Prudhomme, consideró "inadmisible" el comportamiento de la espectadora y lanzó un llamamiento de prudencia a los seguidores de la carrera para evitar este tipo de incidentes.

Los organizadores insistieron en el respeto a las reglas de seguridad hacia los corredores del Tour de Francia, víctimas de dos caídas en la última media hora de carrera.

publicidad publicidad