Diego Fernando Álvarez Guzmán, de 27 años, fue capturado en flagrancia por las autoridades policiales en conjunto con miembros del ejército, luego de ser sorprendido cuando intentaba comercializar varias dosis de estupefacientes en el municipio de Gigante.

Luego del aviso de un ciudadano, las autoridades hicieron presencia en la zona. Al llegar, el joven intentó escapar, pero no logró su cometido y al ser requisado, le fueron descubiertas 200 dosis de marihuana.

De inmediato, procedieron a su captura por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y llevado a disposición de las autoridades judiciales.

Publicidad