La ministra de Educación, María Victoria Angulo, durante una entrevista con el medio Blu Radio, confirmó el retorno de las clases presenciales en el país y aseguró que todos los docentes tendrían que estar en sus aulas desde el 15 de julio.

Ello, teniendo en cuenta que se dio inicio al plan de vacunación contra el COVID-19 para el sector educativo y que, para esa fecha, ya tendrían las dos dosis.

“Como lo ha dicho el ministro de Salud, la resolución no es solo para maestros, sino para todos colaboradores del sector público quienes tienen que estar allí, en las instituciones, con todas las condiciones”, aseguró la ministra.

Así mismo, precisó que se tomarán medidas administrativas para quienes no asistan sin alguna justificación.

“Quienes no vayan, se iniciará un proceso de indagar la razón; si es un tema de salud se manejará con su EPS, pero si no es un tema de salud se iniciarán actuaciones administrativas dejando ver que están las condiciones dadas y que se tienen que hacer las labores en sitio, ya sea en zona rural o zona urbana”, puntualizó.

Por otro lado, planteó que el retorno a las clases presenciales de los niños ayuda no solo para adquirir conocimiento, sino que también, es necesario para su interacción social.

“Todos hemos hablado del impacto del COVID-19, pero también hemos habado del aislamiento en casa y toca mirar el retorno de los niños a las aulas ya que no es solo un tema de conocimiento, sino de interacción social”, afirmó la funcionaria.

En relación a los padres que aún no deseen mandar a los niños a las aulas, la ministra precisó que desde la institución educativa se deberá realizar acompañamiento con alternancia.

“La alternancia sigue siendo opción para los niños, no para los profesores”, concluyó la ministra de Educación.

Publicidad