Un delincuente le robó la bicicleta nueva a Natalia Botello, que todavía no ha terminado de pagarla, y a cambio le dejó otra que, según ella, “por ahí valdrá 30 mil pesos porque está muy dañada”. El hecho se registró en uno de los túneles de la calle 26 con avenida Boyacá de Bogotá.

Según la joven, el ladrón “venía en la bicicleta normal y apenas me vio frenó, se bajó y sacó el cuchillo y dejó esta bicicleta ahí”.

“Después de que me robaron a mí robaron a otro señor, y a él le salieron dos personas con revólver, pero yo no había escuchado que fuera tan peligroso”, reconoció la víctima.

Ahora que el delincuente le robó la bicicleta nueva solo le quedó una cosa, la deuda.

“Ya estoy terminando de pagar la última cuota y salía por 1.500.000”, dijo.

Un pago que no se compara con lo que el ladrón que le robó la bicicleta nueva le dejó para movilizarse, un caballito de acero que está que se desarma y con el que ahora deberá desplazarse a su trabajo.

publicidad publicidad