El número de muertos por el derrumbe parcial de un edificio en Miami Florida, subió a nueve este domingo, mientras rescatistas israelíes y mexicanos trabajan a contrarreloj junto a sus colegas estadounidenses para encontrar supervivientes de la catástrofe.

Tras haber hallado cinco cadáveres, "encontramos otros cuatro cuerpos entre los escombros, así como restos humanos", dijo la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

La búsqueda se realiza sin descanso día y noche, con dos grandes grúas para retirar cuidadosamente los escombros mientras los rescatistas escudriñan con perros entrenados las ruinas del edificio en Miami.

Entre los desaparecidos hay al menos 18 ciudadanos latinoamericanos, entre colombianos, uruguayos, argentinos y paraguayos. Canadá también ha dicho que al menos cuatro de sus ciudadanos podrían estar "afectados".

Entre los colombianos desaparecidos, se encuentra una familia antioqueña. Sergio Barth, refirió que su hermano Luis Fernando Barth, de 51 años; su esposa, Catalina Gómez, de 44 y su hija, Valeria Barth, de 14, estaban hospedados en el edificio Champlain Towers South, que se desplomó.

Sergio Barth, hermano de Luis Fernando, mencionó que la última comunicación con ellos fue el miércoles a las 8:30 de la noche, cuando su hermano le había afirmado que al otro día entregaría el apto 204, que un amigo le prestó para pasar unos días, esto era algo que ya habían hecho en otras ocasiones.

Según informó Sergio, su hermano, cuñada y sobrina habían aprovechado el receso de mitad de año para pasar unas vacaciones y también para hacerse vacunar contra el covid-19.

Luis Fernando Barth actualmente se desempeñaba como director de Agua y Medio Ambiente el Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia.

En total, 55 de los 136 apartamentos del edificio se desplomaron en medio de un gran estruendo, que hizo que los residentes, que estaban durmiendo, creyeran que se trataba de un terremoto, según dijeron algunos de ellos a los medios.

De otro lado, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el jueves el estado de emergencia en el condado Miami-Dade ante un llamado del presidente de EE.UU., Joe Biden, para brindar asistencia a las familias afectadas por el derrumbe.

publicidad publicidad