En Timaná, el cementerio central llegó a su máximo nivel de ocupación; situación que podría generar dificultades sanitarias en el municipio, debido a la falta de espacio para inhumar los cadáveres que requieran ser sepultados.

Según el medio periodístico La Voz de la Región, se conoció por parte de familiares de personas que aseguran haber sido enterados de la dificultad, lo que haría que entre las opciones que se tienen sería la de inhumar los cadáveres en el cementerio del centro poblado Naranjal o lograr su cremación en Pitalito.

Por las condiciones topográficas, un sector del camposanto presenta un nivel freático alto y ha sido imposible que se puedan cavar tumbas, por lo que una de las opciones viables y que ha sido recomendación técnica, es la de construir un lecho filtrante que drene el terreno y así se puedan construir nuevos bloques de bóvedas, pero los encargados de la administración del cementerio no han efectuado la intervención correspondiente.

Por riesgos de tipo ambiental, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM ha efectuado visitas al lugar en las que se conminó tanto a la parroquia San Calixto como a las autoridades locales a realizar acciones de mitigación que eviten poner en riesgo a las comunidades aledañas.

publicidad publicidad