Ante un juez de garantías la Fiscalía imputará cargos por homicidio culposo al conductor de la tractomula que le quitó la vida a Julián Gómez, el niño ídolo de Egan Bernal, en los hechos ocurridos en la vía entre Zipaquirá y Cajicá en Cundinamarca.

 

Con las pruebas que presente el ente acusador, el juez decidirá qué medida de aseguramiento le impone al involucrado en el fatal accidente.

 

Mientras los homenajes siguen avanzando, y los ciclistas de todo el país se unen en una sola voz suplicando por su seguridad y solicitando garantías en las vías, las autoridades están trabajando en la investigación de la muerte del menor.

 

La Fiscalía y la Policía confirmaron que al hombre se le practicaron todos los exámenes de rutina y así mismo se verificó que sus documentos y los del automotor estuvieran al día. Tras el accidente la tractomula fue lleva a un parqueadero en donde se encuentra actualmente a disposición de la Policía Judicial.

Fuente: Noticias Caracol

publicidad