Luego de 20 días del atroz crimen que conmocionó a todo el departamento del Huila; el dictamen de Medicina Legal reveló detalles que le da un giro inesperado a la investigación. El cuerpo de la pequeña Darly Natalia Anaya Montes, habló y ahora las autoridades replantean otras hipótesis.

 

Se conoció el resultado de Medicina Legal, que deja al descubierto un despejado panorama, frente al posible autor material de este violento hecho.

 

Según el resultado del examen técnico-científico, externo e interno del cadáver que tiene como finalidad primaria determinar la causa de la muerte y la identificación del individuo, la pequeña Darly Natalia, no fue abusada sexualmente, sus partes íntimas no presentaban ningún tipo de alteración, el cuerpo de la pequeña de 11 años no tiene evidencia de ningún tipo de alteración ni daño a nivel interno, así como tampoco de maltrato físico, lesiones o contusiones externas que permitan determinar golpes ante-mortem.

 

Así las cosas, la hipótesis más fuerte para las autoridades relacionada con un posible abuso sexual que desencadenó en el homicidio, queda descartada, tras la revelación del dictamen de la necropsia.

 

14 heridas con arma blanca

 

Contrario a lo que se suponía del posible acto sexual violento hacia la menor, Medicina Legal, confirmó que la causa del deceso de la infante, obedece a las heridas provocadas con arma blanca, que en total eran 14, “el cuerpo de la niña presentaba en total 14 heridas, la mayoría en tórax, estas sobre todo de gran profundidad; habían otras en la región parietal derecha, otras en el rostro y una más en el cuello en la región supraclavicular”, confirmó una fuente oficial.

 

La pequeña Darly Natalia Anaya, hija del concejal Jhon Alexander Anaya, fue hallada en un cafetal, por su padre, con múltiples heridas. La niña recientemente había cumplido 11 años, estudiaba en la Institución Educativa El Carmelo, ubicada en zona rural de El Pital, donde cursaba grado quinto junto con su hermanita, que es gemela. El crimen se presentó en medio de una celebración familiar.

 

Hipótesis

 

Con este resultado, las autoridades volcaron la mirada a otras hipótesis, que podrían dejar en evidencia el responsable del crimen; ahora, investigadores de la Sijin con apoyo del CTI, analizan cada detalle del día de los hechos, los videos de las cámaras de seguridad de la vivienda y versiones de testigos, son claves y de acuerdo con fuentes oficiales, “el presunto homicida podría ser alguien cercano a la familia, de parentesco o familiaridad con la niña; tenemos algunos indicios, pero todo hace parte del proceso de investigación. El tema aquí muy probablemente es una venganza personal”.

 

Recompensa

 

Actualmente, sigue vigente la recompensa de hasta $10 millones, ofrecida por la Alcaldía del municipio de El Pital para la persona que aporte información, que conduzca a la identidad del responsable del homicidio.

 

De momento todo hace parte de la investigación y pese a que las autoridades han dispuesto de un equipo interdisciplinario y capacitado para llevar a cabo la situación, sabuesos de la Sijin, están tras la pista del asesino.

 Tomado de La Nación. 


Publicidad