Una joven de 26 años murió al tomarse una foto con una escopeta. Al parecer la mujer no sabía que estaba cargada y justo en el momento de la foto apretó el gatillo por accidente.

Todo ocurrió en casa de su suegro, propietario del arma. La víctima, identificada como Radhika Gupta, estaba en una habitación cuando decidió sacarse una fotografía con la escopeta.

El suegro escuchó un disparo y corrió para ver qué había sucedido. Al ingresar, vio a su nuera con un disparo justo en el cuello.

De inmediato la trasladaron de urgencia a un centro médico, pero llegó sin signos vitales y los profesionales únicamente pudieron decretar que la joven había fallecido.

La Policía de la India llegó al lugar y en un inicio no detectó forcejeo ni un factor distinto en el trágico hecho. En la escena, hallaron el celular de la víctima con la cámara frontal activada y una última fotografía, presuntamente la última que pudo tomar en el momento del disparo.

El esposo de Radhika Gupta dijo que a ella le gustaban este tipo de fotos con armas, pero el padre de la víctima inició una denuncia, pues tiene dudas de que ella haya muerto por tomarse una foto con una escopeta.

publicidad publicidad