Los perros forman parte de la familia. Bueno, no solamente los perros, porque en realidad también se trata de todos los animales doméstico. Son mucho más que simples animales, son amigos, hermanos e incluso hijos, como ocurre con Helen, Kevin y su labrador negro que se llama Maverick. La pareja iba a tomarse una foto, mientras disfrutaban en un pub local, donde también se encontraba su perro.

De un momento a otro, el labrados saltó para abrazar a papá y sonreír a la cámara. Desató las carcajadas de su familia. Maverick tiene actitud de sobra, digna de un modelo con la confianza bien alta. La familia había decidido llevar al perro de dos años para acompañarlos, ya que es un integrante más de la familia. Tampoco es problemático y siempre se comporta muy bien.

Los padres charlaban y tomaban con la hermana de Helen, donde todo marchaba a la perfección. Cuando decidieron sacarse una foto, el adorable labrador saltó para apoyarse sobre su papá y así desató las risas. Puso una de sus patitas alrededor de papá, sacó la lengua y sonrió para la foto familiar. Todos se pusieron a reír con la actitud de Maverick y la fotografía salió perfecta para una foto familiar. Helen dice que le hará un hermoso cuadro para la casa. «Fue una foto de familia perfecta. Estaba lamiendo a su padre y fue pura casualidad. Es gracioso como tiene su brazo alrededor de Kevin. Voy a imprimir la foto y a enmarcarla«, dijo Helen a los medios locales.

Sus padres humanos, han dicho que el adorable Mav es muy juguetón y siempre está haciendo travesuras, aunque si sabe comportarse en público. Todo el vecindario lo conoce, porque además es demasiado amistoso. Con su padre tiene muy buena relación, donde abundan los mimos, las caricias y las tardes en el sofá. Ellos compartieron la graciosa foto en las redes sociales y se hizo viral en apenas unos minutos, todos riendo y amando al fotogénico Mav.




publicidad publicidad