Hay indignación en Cartagena por la muerte de caballo que habría sido sometido a excesos por parte de su dueño.

Según la Policía Metropolitana, el caballo fue obligado a galopar 23 kilómetros, desde el municipio de Villanueva hasta Cartagena, atado a una moto.

Aunque fue atendido por médicos veterinarios, el equino falleció en el pavimento.

El dueño del caballo fue retenido mientras avanza la investigación de lo ocurrido.

A comienzos de julio, un caso similar se registró cuando otro equino, empleado para recorridos turísticos, se desplomó en una avenida.

publicidad publicidad