Dos pequeños niños están acusados de matar a golpes a 700 gallinas y herir a otras 200 en una granja de una provincia localizada en Argentina . Administradores llamaron a la Policía para que tomara cartas en el violento asunto.

 

Las autoridades llegaron al sitio y siguieron los sangrientos rastros de las gallinas muertas, los cuales los llevaron hasta una vivienda cercana en la que residen los menores de 10 y 12 años.

 

Una escoba y un pedazo de madera habrían usado los niños para atacar a las gallinas. Los elementos de prueba fueron hallados en la granja.

 

Aunque hubo aviso a las autoridades, su corta edad los absuelve de comparecer ante la justicia. No obstante, el violento comportamiento será estudiado por la subsecretaría de la Niñez.

 

Protectores de los derechos de los niños han manifestado que por su contextura física es "imposible" que hayan cometido semejante acto. Las investigaciones avanzan para saber si hay adultos involucrados.

Fuente: Noticias Caracol


Publicidad