Un joven secuestró al perro de su vecino cansado de la impotencia que le producía ver cómo el animal era víctima de maltrato. Según esta persona, el indolente amo dejaba al can amarrado y sin comida por varios días y a la intemperie.

 

Gastón, el protagonista de la historia, aseguró que el pitbull era sometido a condiciones inhumanas y grabó un video para publicarlo en las redes y así salvar al animal.

 

También intentó hacer recapacitar al dueño e incluso le propuso que se lo dejara tener, pero el sujeto no accedió y continuó con su actitud desprendida.

 

Gastón, de 25 años, no aguantó más ver en esas condiciones a la mascota así que secuestró al perro de su vecino para intentar darle una mejor calidad de vida. Es consciente de que el solo ingreso a la vivienda sin permiso le puede traer líos con la justicia.

 

Si tengo que ir preso, voy, igual voy a estar contento porque el perro va a estar más que bien

A la vivienda del joven que secuestró al perro de su vecino llegó un Policía y un veterinario para comprobar el estado del pitbull. Aunque no hubo represalias, el uniformado le advirtió que estaba en problemas, recogió TN Noticias.

Fuente: Noticias Caracol


publicidad publicidad