Un bebé de dos meses sobrevivió de milagro tras pasar varios días sobre el cuerpo en descomposición de su madre.

Según las autoridades locales, Danielle Ward, de 29 años, murió en su apartamento de Lousville el pasado 18 de agosto.

Desde esa fecha, su bebé de apenas dos meses de nacido logró sobrevivir chupando su manito hasta que la Policía los encontró.

Algo que tomó por sorpresa a la madre de la joven y abuela del pequeño, la señora Adriane Wade.

El Departamento de Policía de Lousville (Kentucky) dio aviso a la señora Wade sobre el hallazgo del cuerpo de su hija y de su nieto Dreseaun, que de milagro seguía con vida.

“El bebé sobrevivió mordiéndose los dedos. Estaba sobre el cuerpo descompuesto de su madre y no paraba de chupar su manito”, detalló el informe policial.

Wade afirmó a medios locales que era un “milagro” que su nieto aún estuviera vivo.

“Dios está involucrado. Es muy misericordioso”, agregó la abuela y ahora tutora del menor.

El pequeño Dreseaun Wade se está recuperando en un hospital por deshidratación severa y varias lesiones en los tejidos de su mano.

publicidad publicidad