Estudios demostraron que el Cloruro de Cetilpiridinio – CPC – presente en algunos enjuagues bucales es efectivo para disminuir la carga viral del Covid-19 y algunas variantes.

La doctora Vanessa Blanc, Manager del área de desarrollo indicó, «este estudio demuestra por primera vez cuál es el mecanismo de acción, cómo funciona el CPC que es un antiséptico bucal, un elemento antiplaca utilizado en algunos enjuagues bucales para degradar el Coronavirus».

El estudio actual, publicado en la revista científica Journal of Dental Research, confirma que el CPC presente en varios enjuagues bucales destruye el virus rompiendo la membrana que lo envuelve, impidiendo la infección de las células. Debido a este mecanismo de acción, los resultados de eficacia que se han obtenido del CPC ante la variante Alfa serían extrapolables a todas las variantes del SARS-CoV-2.

Los especialista continúan investigando, si el uso del enjuague bucal y los gargarismos de 1 a 2 minutos son suficientes para disminuir de manera eficaz la infectividad del Covid en la saliva especialmente durante las dos primeras semanas después de la infección, que es cuando la carga viral es más elevada y, por tanto, las personas son más contagiosas.

publicidad publicidad