Mientras un juez se alista para definir una medida de aseguramiento en contra de Carolina Galván, por la desaparición de Sara Sofía, varias organizaciones feministas iniciaron una campaña en su apoyo tras considerar que Carolina es víctima de Nilson Díaz, en criterio de esas organizaciones, un tratante o explotador de mujeres en condición de vulnerabilidad.

 

Para quienes apoyan a la mamá de la pequeña Sara Sofia, la responsabilidad en la desaparición de la niña puede estar en Díaz y la justicia estaría revictimizando a Carolina al vincularla a una investigación, de ahí la campaña que el pasado viernes movieron por redes sociales con el #JusticiaParaCarolina y #YoTeCreoCarolina.

 

“Libertad inmediata para Carolina. Ella no es culpable. Mejor persigan a su tratante. No entienden la justicia colombiana el grave daño psicoemocional de las víctimas de trata”, Señala un mensaje publicado en las redes sociales de CATWLAC, que en su información se presenta como una “Organización feminista que lucha contra delitos en materia de trata de personas y formas extremas de violencia contra mujeres y niñas”.

 


publicidad publicidad