Un joven de 21 años quiso deslumbrar a su novia cuando en medio de una farra se les acabó el trago a quienes departían y el novio se levantó de su silla y dijo: ¿Quién dijo miedo?, yo lo que tengo es plata para comprarme una de whisky, espérenme un momentito”.

Cuando esto pasó, ya él había pasado su pena delante de la novia cuando unos compañeros le pidieron plata para ‘hacer la vaca’ para el trago y la chica logró decirle: “para eso me traes para acá, para pasar esta vergüenza, deja de ser tan líchigo”.

En efecto, a juicio de algunos testigos el hombre lo que estaba era montándoles ‘la canal’, porque ni daba para la botella, cuando le iban a pedir se iba para el baño y como los compañeros estimaban a la novia no querían hacerla sentir mal, pero como todo gorrero rebosa la copa con sus acciones, la paciencia a los asistentes a la farra se les agotó hasta cuando le exigieron que si no ponía plata no le daban más un trago y fue cuando el joven salió a comprar un litro de whisky.

Al cabo de un largo rato al no regresar a la fiesta todos se fueron y ayer reventó la bomba: al gorrero borracho lo capturaron luego de que una comerciante dueña de un estanco de licor del centro de Sahagún en Córdoba lo señalara como el mismo sujeto que llegó a su negocio y con un cuchillo le apuntó para que le entregara una botella de whisky. El hombre trató de huir pero la Policía lo capturó con el licor en la mano y posteriormente la víctima del atraco llegó a la Estación de Policía y lo reconoció.

publicidad publicidad