Una propuesta indecente a una menor de trece años de edad, en el municipio de Campoalegre, tiene afrontando un juicio oral al joven vendedor de zapatillas, Johan Stiven Lizcano Oviedo.

“Se me lanzó a tocarme los senos…”, dijo la menor en la entrevista forense que le realizó la Psicóloga del Centro de Atención a Víctimas de Abuso Sexual (Caivas), y que presentó como prueba el Fiscal 14 Seccional adscrito a Caivas al Juez Segundo Penal del Circuito de Neiva con Funciones de Conocimiento.

 

Lizcano Oviedo segundos antes de intentar tocarle las partes íntimas a la niña, le había ofrecido dinero para que se dejara manosear. “Me dijo que me brindaba 5 mil pesos por dejarme tocar las partes íntimas…”, le narró la menor a la psicóloga forense.

 

El rostro del presunto agresor sexual no era desconocido para la menor, ya que minutos antes de la propuesta indecente, él había estado en la casa de la víctima tratando de vender un par de tenis a la mamá de la niña.

 

“Llegó un muchacho vendiendo unas zapatillas, se las ofreció a mi mamá, ella le dijo que no porque no tenía agua, él le dijo que, si le regalaba un vaso con agua y se fue”, recordó la menor en la diligencia con la psicóloga.

 

Agregó que luego ella se fue con la mamá a realizar unas compras cuadras más delante de la casa en la Capital Arrocera del Huila. “Al ratico mi mamá me dijo que la acompañara al supermercado…”.

 

Mientras la menor víctima esperaba a la progenitora, se le acercó Lizcano Oviedo con el ofrecimiento indecente. “Me quede afuera cuidando la moto, llegó ese señor otra vez, me dijo que me brindaba 5 mil pesos por dejarme tocar las partes íntimas”.

 

La niña no recibió ningún dinero por parte del presunto agresor y alcanzó a reaccionar cuando intentó tocarla. “Yo grité y mi mamá salió corriendo, le conté lo que había pasado, nos fuimos a perseguirlo…”.

 

En el recorrido de madre e hija buscando a Lizcano Oviedo, lograron encontrarlo en una vivienda ofreciendo tenis. “Mi mamá lo llamó porque estaba en una casa brindándole zapatillas a una muchacha, le dijo que era lo que le pasaba conmigo…”, expresó la menor en la entrevista presentada en el juicio oral al togado. Señaló que el joven se disculpó con la progenitora. “Él le dijo que perdón, que lo disculpara…”.

 

Sostuvo que cuando pasaba una patrulla de la Policía, el joven se escapó. “En ese momento iba pasando la camioneta de la Policía, le contamos el caso, lo persiguieron, se metió por una cuadra, la camioneta no cabía…”.

 

La mujer y su hija continuaron buscando a Lizcano Oviedo encontrándolo minutos más tarde y logrando su captura por parte de las autoridades policiales. “Nosotras lo perseguimos en la moto, no lo encontramos en La Caraguaja, iba pasando la Policía en la moto, le contamos lo sucedido, lo pararon y lo cogieron”, indicó la menor.

 

El patrullero de la Policía en Campoalegre, en la audiencia ante el juez, manifestó que conoció el caso en desarrollo de las labores de vigilancia que adelantaban en el sector. “Recibimos una llamada al celular del cuadrante, en la que una señora manifestó que un ciudadano en pantaloneta y buzo, había tocado las partes íntimas a una niña”.

 

Agregó que al llegar al lugar observamos a un sujeto con las mismas características descritas por la señora en la llamada telefónica. “Llegó la señora en compañía de la menor, quien señaló a Johan Stiven y procedimos a capturarlo”.

 

Precisó que la mujer manifestó que el joven le había ofrecido plata a la niña para tocarle las partes íntimas, en la carrera 12 con calle 14 en el sector de La Caraguaja, el 6 de abril de 2020.

 

El juicio continuará en los próximos días con las declaraciones de otros testigos por parte de la Fiscalía y la defensa.

Fuente: LA NACIÓN


publicidad publicidad