En entrevista con el padre Francisco de Roux que preside la Comisión de la Verdad, el expresidente Álvaro Uribe Vélez (2002 – 2010) habló sobre los asesinatos contra personas protegidas que de manera eufemística se designaron como ‘falsos positivos’.

 

Uribe aseguró que fue víctima de engaños por parte de militares y dijo compartir el dolor de un grupo de madres de Soacha que se reunieron con él.

 

“Yo escuché a otro grupo de Madres de Soacha siendo presidente y me dolió mucho, porque las comprendí, compartí su dolor”: declaró el exmandatario.

 

Aunque inicialmente desde el Centro Democrático se dijo que no se iba a dar una transmisión en directo, finalmente el encuentro se reprodujo a través de canales afines al uribismo.

 

En las imágenes, el expresidente Uribe se situó en una mesa cubierta con un mantel tradicional mientras el padre Francisco de Roux ocupó un lugar secundario de la escena al lado derecho del exmandatario. Durante la transmisión se dieron fallas de sonido y la interrupción de animales en el fondo.

 

“Para mí, era muy difícil creer que había falsos positivos”, aseguró Uribe.

 

“Yo visité Cajamarca, los soldados me engañaron (...) Cometí un error en esos días de decir que no 'estaban recogiendo café'”, añadió.

 

Uribe dijo que ningún soldado o policía colombiano puede afirmar que él dio mal ejemplo de palabra o de obra. Además, aseguró sentir pesar por el excomisionado de Paz Luis Carlos Restrepo, de quien dijo se encuentra “exiliado por unas acusaciones injustas”.

 

"La culpa no es de quien exige resultados sino del incapaz criminal", dijo el exmandatario en una aparente auto exculpación de las responsabilidades que se le atribuyen.

 

Según la Justicia Especial de Paz, 6.402 personas murieron asesinadas en la macabra táctica que buscaba inflar las cifras de resultados operacionales a través de la presentación de civiles ejecutados a sangre fría como si fueran integrantes de grupos ilegales abatidos en operativos.

Fuente: blu Radio


publicidad publicidad