Un zimbabuense de 26 años fue inculpado el viernes de "asesinato" tras la muerte el mes pasado de su esposa, Anna Machaya, de 14 años, durante el parto.

 

La muerte de la joven, el 15 de julio, provocó indignación en las redes sociales, además de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y varias oenegés condenaron las circunstancias del deceso. Sumado a esto, una petición popular recogió más de 92.000 firmas.

 

El matrimonio antes de los 18 años es ilegal en Zimbabue, país al sur de África, desde el 2016, y la edad de consentimiento para relaciones sexuales está fijada en 16 años, sin embargo, conocido por sus espectaculares paisajes y diversa fauna es uno de los países africanos donde los matrimonios de menores son más habituales.

 

El marido de la joven, identificado como Hatirarami Momberume, fue detenido esta semana y fue presentado el viernes ante un tribunal de Mutare (este).

 

Fue acusado con el delito de "asesinato" por no haber conducido a su esposa al hospital cuando empezó a dar a luz, a pesar de que "sabía que había un riesgo real o posibilidad de que su conducta (...) pudiera causar la muerte", según documentos de los que la AFP obtuvo copia.

Además de esto, Momberume es acusado de haber tenido relaciones sexuales con una menor de edad.

 

Las parteras que se ocuparon de Anna Machaya en su momento, también comparecieron ante el tribunal y podrían ser inculpadas, así como los padres de la menor.

 

Según las estadísticas oficiales, un tercio de los casamientos en Zimbabue se realizan con una joven menor de edad, y en las zonas rurales son una de cada dos.

 

Fuente: Noticias RCN


publicidad publicidad