El mismo día en que un portavoz talibán anunció que se "respetarían los derechos de las mujeres bajo la doctrina islámica", medios de comunicación reportaron el asesinato en la calle de una mujer en Taloqan, provincia de Takhar, por salir con ropa colorida y sin burka.

Reportes indican que la mujer, quien se habría negado a cubrirse el pelo y el rostro con la tradicional burka, fue requerida en la calle por talibanes.

En imágenes se ve el cuerpo de la mujer en el piso, rodeado por sus familiares lamentando el hecho perpetrado por fuerzas talibanes en dicha ciudad, que además es patrullada por hombres fuertemente armados que van quitando banderas nacionales, pintado de blanco monumentos y borrando imágenes de mujeres de publicidades exteriores, entre otras medidas.

Según se reporta desde Afganistán, pese al anuncio de 'inclusión' y de 'perdón para todos', así como de 'respeto por los derechos de las mujeres' hecho por líderes talibanes, dicho grupo busca afanosamente a activistas y personas que colaboraron a gobiernos y fuerzas extranjeras.

También reprimen fuertemente las protestas que se han venido presentando en ciudades como Jalalabad en donde jóvenes han marchado ondeando la bandera nacional afgana, a lo que los talibanes han respondido con disparos y golpes a periodistas que registran los hechos.

publicidad publicidad