Dos delincuentes ingresaron a una carnicería en Fontibón, occidente de Bogotá, para robar el dinero de las ventas del día, pero, al final, no lograron salirse con la suya.

 

Para intimidar a las víctimas, uno de los ladrones agarró el cuchillo que utilizan en esta carnicería en Fontibón. Sin embargo, uno de los empleados aprovechó un descuido del criminal y lo desarmó con la ayuda de otros trabajadores.

 

El hombre fue detenido y el otro delincuente que intentó cometer el asalto en dicha carnicería en Fontibón alcanzó a escapar.



Fuente: Noticias Caracol


publicidad publicidad