El hecho fue denunciado en un video en el que se ve el momento en el que una represente de la institución le recrimina el uso de una blusa escotada.

A través de las redes sociales, Isabel Castro, una habitante del municipio de Soledad, Atlántico, denunció un hecho discriminatorio en su contra. Ocurrió cuando una representante del colegio en el que estudia su hijo, le prohibió el ingreso a la institución, alegando que la mujer estaba vestida de forma 'inadecuada'.

En el video, grabado por el esposo de Castro, se ve el momento en el que otra mujer le reprocha su forma de vestir, advirtiendo que debería leer el manual de convivencia de la institución, y afirmando que la madre de familia no luce de la forma adecuada y va “en contra del respeto que merece”.

Según declaraciones entregadas por la presunta víctima a medios locales, el hecho se presentó cuando ella acudió a la citación de una reunión en la que se expondrían los protocolos de bioseguridad adoptados por la institución educativa para el regreso a la presencialidad de los estudiantes.

Para Castro, aunque la blusa que vestía sí tiene un escote pronunciado, no es una vestimenta “vulgar” ni inapropiada.

Tras la publicación del video en las diferentes redes sociales, múltiples comentarios se han expresado, en los que los internautas han tomado partido en la disputa que finalmente se había resuelto cuando directivas del colegio aprobaron el ingreso de la mujer, y pidieron excusas por la posición asumida por su representen, quien, según información recogida por medios de la región Caribe, correspondía a un miembro de la asociación de padres de familia del plantel educativo.



publicidad publicidad