El pasado viernes se emitió un nuevo capítulo del reality show A Fazenda donde participa la modelo Dayane Mello.

Ocurre que después de asistir a una fiesta, los participantes llevaron a Dayane hasta su cama, ya que se le pasaron un poco las copas, por lo que en un acto solidario la acostaron para que descansara.

Mientras eso pasaba, Nego Do Borel, pareja de la brasileña en el encierro, en una actitud muy detestable insistió con quedarse acostado junto a ella a pesar que sus compañeros le insistieron que no lo hiciera pero hizo caso omiso.

Las imágenes fueron compartidas, a través de redes sociales, por el equipo que trabaja con Dayane, exponiendo que "estaba completamente inconsciente y sin ninguna facultad de sus acciones. Se vio expuesta a una situación de riesgo para su integridad física".

Lo más escalofriante es que todo eso salió al aire por la televisión brasileña y, por supuesto, fueron muchos los espectadores que se percataron de la escena y confirmaron que escucharon algunos ruidos que serían atribuidos a la pareja.

Ante esta situación, la Secretaría de Seguridad Pública de São Paulo comenzó una investigación por sospecha de violación de una persona vulnerable.

En tanto, el canal decidió expulsar al concursante aludiendo que "Un equipo multidisciplinar se encargó del análisis de todo el material grabado, además de esperar a que Dayane y el resto de los participantes se despertaran para recoger más elementos, discursos y testimonios que pudieran sustentar la decisión a tomar".

"Además de la atención psicológica, Dayane se sometió a una entrevista completando los elementos esenciales para una toma de decisiones justa", precisaron.

Incluso, la conductora del programa sentenció: "cuando una mujer dice que no ¡es que no! Cuando una mujer borracha dice que sí, también es no".

Mientras tanto, la familia y el equipo que trabaja con Dayane Mello, quien se hizo conocida en nuestro país por su romance con Nicolás Massú, se fueron con todo contra Record TV.

"Se escondieron de la vista del público las varias veces que Dayane dijo que se detuviera, que no podía y no quería. No mostraron los discursos repugnantes del participante diciendo que necesitaba concentración para que su órgano íntimo fuera lo suficientemente rígido para realizar actos sexuales", manifestaron.

"Se le negó el derecho, como víctima, a hablar con las autoridades y los abogados sobre lo sucedido, amenazando con la expulsión, en contra de todos los protocolos y cláusulas contractuales", acusaron.

Por su parte, Dayane Mello quiso seguir en el reality que es una versión brasileña de La Granja Vip.

publicidad publicidad