Ángel Rincón, un agente del Gaula de la Policía trasladado a Bogotá de urgencia para apoyar los operativos de inseguridad, inesperadamente logró encontrar a su hermano Fabio tras casi 20 años de búsqueda. Apareció entre las tinieblas del consumo de drogas en el centro de la capital,.

Fabio Rincón salió hace casi 20 años de su casa en Bucaramanga hacia Bogotá para realizarse un examen médico y no regresó. Fue angustia y búsqueda infructuosa por muchos años.

A pesar del dolor, nunca perdieron la fe de encontrarlo, vivo o muerto, y lo hallaron en una calle de Bogotá sumergido en el difícil mundo de las drogas.

El agente del Gaula, logró sacarlo de allí y llevarlo de regreso con su familia.

publicidad publicidad