De cinco disparos en la cabeza, fue asesinado el laboyano Duguer Hernán Quinayás, en zona rural de Almaguer, en el Cauca. El joven se encontraba en compañía de algunos amigos, cuando fue requerido por un grupo armado ilegal que al percatarse que había pertenecido al Ejército, lo asesinó.

En la vereda Pitayas, en el corregimiento de La Herradura, zona rural de Almaguer en el Cauca, fue asesinado un joven de 25 años de edad, oriundo del municipio de Pitalito, quien fue interceptado por un grupo armado ilegal que opera en la zona.

De acuerdo con versiones oficiales de las autoridades del vecino departamento, la víctima mortal identificada como Duguer Hernán Quinayás, se encontraba departiendo con algunos amigos en determinado sector, cuando hombres fuertemente armados, identificándose como disidentes, les solicitaron documentos e información.

En el procedimiento ilegal, los insurgentes identificaron al laboyano y entre sus pertenencias encontraron documentos e información que lo relacionaba con el Ejército, pues meses atrás había prestado servicio estando en el grupo de erradicadores.

Así las cosas, los sujetos armados retienen al joven y metros más adelante le causan la muerte al dispararle cinco veces en la cabeza y espalda.

Al parecer el joven ya no tenía ningún vínculo militar, solo conservaba algunas fotografías de su estadía en las filas del Ejército, pero finalmente eso le terminó costando la vida.

El joven residía en la vereda El Líbano, en el corregimiento El Palmar, en Pitalito.

El cuerpo sin vida de Quinayás fue encontrado por algunos pobladores de la zona, quienes dieron aviso a las autoridades para el respectivo levantamiento.

Fuente: la nación

publicidad publicidad