Las autoridades en Italia capturaron a Francesco Spagnesi, párroco de la iglesia de Castellina, quien es acusado de usar el dinero de las donaciones de los feligreses para organizar orgías con drogas.

Ahora Spagnesi, deberá responder ante las autoridades judiciales por el delito de tráfico e importación internacional de drogas, y por ahora se encuentra con medida de detención domiciliaria.

Al parecer, los estupefacientes eran repartidos en orgías. Al cura también lo acusan de robar a una diócesis.

El párroco fue arrestado, pero enviado a detención domiciliario, quien a sus 40 años, Spagnesi deberá responder por el delito de tráfico e importación de droga internacional. Al parecer, adquiría el estupefaciente a través de Internet. Según informes de ese país, a las fiestas con orgía incluida asistían médicos, empresarios y hasta banqueros. Hasta 200 personas participaban.

publicidad publicidad