El Centro Nacional de Predicción de Climatología Espacial en Estados Unidos (SWPC, en inglés) lanzó una alerta general por una tormenta geomagnética.

De acuerdo con el SWPC, la tormenta geomagnética golpeará la Tierra entre este 1º y 2 de septiembre de 2021, siendo su pico el día jueves.

Dicha tormenta geomagnética o tormenta solar se produjo por una eyección de masa coronal del Sol en su parte orientada hacia nuestro planeta.

La tormenta geomagnética llegará este día 1º de septiembre con un nivel G1, es decir, de baja intensidad y siendo apenas perceptible por instrumentos terrestres.

Para el 2 de septiembre se espera que su potencia aumente hasta convertirse en una G2, la cual ya es considerada una intensidad moderada.

Hay que señalar que el SWPC reconoce el nivel de intensidad de las tormentas geomagnéticas en 5 fases, siendo el G5 el peor de los escenarios.

¿Debe de haber preocupación por la tormenta geomagnética?

Aunque el SWPC emitió una alerta formal por la tormenta geomagnética, han señalado que no hay nada de qué preocuparse, aunque se llegue al nivel G2.

Las tormentas geomagnéticas de nivel G2 pueden provocar algunas interferencias en radios, así como afectar en menor medida las trayectorias de los satélites.

Además de provocar afectaciones menores en transformadores y centrales eléctricas, sobre todo si estas llegan a durar mucho tiempo.

También este tipo de tormentas geomagnéticas serían las responsables de que las auroras boreales sean más intensas en la parte sur del planeta.

Fuera de eso no habría mayores problemas en general, de hecho personas en general podrían ni siquiera darse cuenta de la llegada de la tormenta geomagnética.

El problema vendría si una tormenta geomagnética de nivel G5 llegará a afectar la Tierra; esta tiene la capacidad de provocar apagones tecnológicos generales.

Con información de SWPC.

publicidad publicidad