Comunidades campesinas dedicadas a la siembra de coca en el municipio de Tibú, mantienen retenidos a 180 militares en la vereda Chiquinquirá, quienes lideraban trabajos de erradicación forzada en los sectores de El Progreso, Caño Raya, El Líbano, Nazareth, La Esmeralda y San Martín.

Según las autoridades desde el día martes se encuentran retenidos estos uniformados que hacen parte de la Segunda División del Ejército, en una escuela rural, a la espera que organismos internacionales, la Defensoría del Pueblo y la iglesia católica medien en esta situación.

El municipio de Tibú lidera a nivel nacional las hectáreas de hoja coca sembradas, por ello hace parte de los puntos estratégicos por parte del gobierno nacional para adelantar labores de la erradicación forzada.




publicidad publicidad