En Florencia, Caquetá, con señas, camisetas blancas y pitos la comunidad sorda y diferentes organizaciones reclaman justicia por María Luisa, joven con discapacidad auditiva que fue víctima de violación y empalamiento, por lo que permanece en cuidados intensivos.

“Ya le cerraron la herida de la cirugía, no la van a sedar más para que ella despierte, falta una colostomía para dejarle todo reparado. A ella le dañaron todo por dentro”, contó Clara Luz Recalde, mamá de María Luisa.

La comunidad pide avance en las investigaciones. En Popayán también se registraron manifestaciones.

“A la Fiscalía le pedimos que nos dé declaraciones y que haya capturas para los responsables. Nosotros en Florencia estamos pendiente de este caso, estamos aquí ayudando, queremos que María Luisa viva”, manifestó Duberney Barrios, presidente de la Asociación de Sordos de Caquetá.

En el último mes, tres mujeres han sido asesinadas en este departamento.

“A la institucionalidad que nos presenten acciones efectivas con justicia ejemplar para que estos casos no sigan sucediendo, no es justo con la mujer de Caquetá que se sigan asesinando, que se sigan violentando”, señaló Yeny Chilatra, defensora de derechos humanos.

“Estamos conmocionados, con un dolor muy grande por esa situación que nos parte el alma, es algo que nos ha afectado mucho”, expresó Martha Lucía Cabrera, defensora de derechos humanos.

La Fiscalía tiene a cargo la investigación.


publicidad publicidad